Crecer en medio de una pandemia

Imagino que para todos ha sido muy difícil esta inesperada pandemia. No creo que muchos hayan imaginado vivir en medio de una y aunque para algunos países ha sido más dura que para otros, todos nos hemos visto enfrentados al encierro, incluso nuestros hijos en crecimiento.

Mi bebé está a punto de cumplir 11 meses de los cuales lleva 6 meses encerrada. ¡Casi la mitad de su vida! Si bien tenemos la fortuna de tener una casa con patio. En Chile nos la hemos pasado en otoño e invierno, por lo que es muy difícil salir a tomar aire.

Preguntándonos cuán dificil puede ser para un bebé, que supuestamente no se da cuenta de lo que estamos viviendo, descubrimos que no conoce a otros niños. Los pocos que ha visto han sido a través de la televisión, con los que tampoco puede compartir. Desafortunadamente, ni en casa ni en la calle se ven niños, por lo que mi hija no sabe que existen otros seres pequeños como ella.

No todo es terrible

A pesar que para nosotros como adultos ha sido una transformación caótica, repentina e invasiva, he tenido la buena fortuna de poder trabajar desde casa, lo que ha permitido que pueda estar con mi hija las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Ver su proceso de crecimiento, cada nuevo descubrimiento y atender cada una de sus necesidades.

La salud es otro acto positivo en este confinamiento. Gracias al encierro y el nulo paseo no hemos contraído ningún virus que nos provoque gripe o resfríos. Gracias a Dios, mi bebé no ha enfermado nunca y no he conocido siquiera sus llantos de dolor.

Controles médicos y dudas en el camino

Como les mencioné, durante el tiempo de pandemia la bebé no ha presentado ninguna enfermedad, por lo que no he asistido a ningún centro asistencial, ni a consultas particulares con ella.
Los controles de consultorio de los 6 meses se lo hicieron vía telefónica, donde, por suerte, no tuve mucho que comentar porque mi bebé había empezado con la AC y no había tenido ningún inconveniente con los alimentos, ni con la lactancia materna.

También tuvo control telefónico del dentista. Tampoco tuve mucho que decir, pues a la pequeña aún ni le asomaba algún diente. Sólo seguir las recomendaciones de limpiar con un paño lengua y encías para eliminar residuos de leche y comida.

Ahora, pronto, tengo consulta de telemedicina con el dermatólogo por una resequedad en sus mejillas y consultas por la protección solar que ya se está haciendo necesaria en estos días de sol, pero nada que requiera la presencia de la niña en lugares de exposición.

Escenario actual

En mi lugar de residencia estamos en la peor estapa. Nadie se toma en serio lo del encierro. Sí, aún con las cifras de muertos, aún con todos los contagios, aún cuando llevamos 6 meses encerrados. Recién nos pusieron obligatoriamente en cuarentena y quizás cuántos días más sea así. Para nosotros no ha sido difícil porque para mí hay sólo una regla: cero contacto con quienes no viven en casa.
Las compras han sido las únicas y exclusivamente necesarias, utilizando siempre mascarilla e incluso guantes cuando presento algún corte o herida en las manos (aunque sean mínimos). Alcohol en spray con glicerina y por supuesto, desinfección con cloro antes de entrar a casa, retiro de ropa en contacto con el exterior y lavado minucioso de manos.
La bebé gatea y recorre la casa, por ello hay que limpiar varias veces y usar cloro para desinfectar el piso y objetos. Usar aerosol antibacterial y, en realidad, un montón de elementos de higiene. Me recuerdo mucho a Monk.

La bebé por cierto empezó a comer, a gatear, dar pasos y a hablar en tiempos de pandemia. Una experiencia que nadie te puede contar ni aconsejar. Una de las pocas cosas de las que los mayores no se pueden jactar. Y si te equivocas, nadie te dirá “te lo dije” porque absolutamente NADIE lo ha vivido antes que tú. Una historia para regalarle a tu hijo cuando te pregunte “¿cómo fueron mis primeros meses de vida, mamá?

Y ustedes, ¿cómo han vivido esta pandemia? ¿ qué ha sido lo más difícil por estos días? ¿Han podido disfrutar a sus hijos o han estado expuestos? ¿eres de la primera línea con un bebé en casa?

Cuéntame tu historia en los comentarios de esta publicación o en la publicación de Instagram.

yatengounbebe

Los leo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s